ABC de la Arcilla Polimérica

¿Qué es la Arcilla Polimérica?

La arcilla polimérica también conocida como plastilina horneable o pasta horneable, es un tipo de material sintético moldeable y maleable similar a la plastilina o la masa de modelar, la cual cuenta con la propiedad de endurecer al cocerla en un horno convencional de cocina a una temperatura baja (generalmente entre 110 y 150 grados).

La arcilla polimérica se utiliza en una amplia variedad de proyectos de manualidades, como la creación de joyas, figuras, adornos, objetos decorativos y utensilios de cocina. Los artistas y artesanos pueden darle forma, textura, color y acabado para lograr un aspecto específico. Una vez cocida, la arcilla polimérica se vuelve resistente y duradera, no contrae, no pierde tamaño y no cambia su forma durante el proceso de horneado, lo que la hace adecuada para proyectos que requieren una mayor exigencia en cuanto a detalles, precisión y acabados finales.

Entre sus características principales tenemos:

  • Tiene una consistencia similar a la plastilina pero de mayor dureza.
  • No seca a temperatura ambiente permitiendo mucho tiempo para modelar.
  • Puede ser endurecida en un horno convencional para poder conservar las obras realizadas con facilidad y de ser necesario se puede agregar mas material fresco y re hornear las veces que sean requeridas sin afectar la pieza.
  • Una vez horneada puede ser lijada, pulida y pintada.

Uso

Inicialmente procuraremos tener el espacio de trabajo y herramientas limpias y libres de polvo.

Tomamos una porción de material y la amasamos, esto ayuda a que el material tome mejor textura para trabajarlo.

Si la pieza a realizar es demasiado voluminosa es una buena opción usar relleno de papel aluminio para disminuir el tiempo de curado.

Si la pieza tiene partes muy alargadas o delgadas recomendamos el uso de estructuras internas de alambre que ayuden de soporte.

Herramientas

Para modelar el material podemos usar diferentes tipos de herramientas de acuerdo a nuestras necesidades, desde los dedos, pinceles de goma pasando por devastadores, herramientas de dentista o fabricar las nuestras con cuerdas de guitarra, destornilladores, etc.

Alisar y texturas

Para lograr una superficie lisa podemos en:

  • El material fresco: Usar en primer estancia las herramientas en si mismas, sin embargo si queremos quitar algunas marcas que hayan quedado o ayudar a suavizar alguna forma, podemos usar un pincel apenas humedecido en algún solvente y pasarlo por el material. Algunos solventes que se pueden usar con el material son el thiner, disolvente poliuretano, alcohol de mas de 95 grados, parafina liquida, este ultimo tiene la particularidad de no desprender olores tóxicos o molestos, igual es recomendable en cualquier caso usarlos con una ventilación apropiada.
    También podemos usar, aceite mineral (o aceite de bebé) y vaselina pero hay que ser muy cuidadosos pues como estos materiales no se evaporan puede quedar residuos que afecten las propiedades del material.
  • cuando el material ya esta endurecido podemos usar lijas al agua para que quede una superficie sin imperfecciones, también podemos corregir pequeñas baches usando masilla epóxica o pasta para resanar carrocerías (suele ser de color gris o rojo)

Texturas:

Para aplicar texturas podemos usar palillos, pinceles de cerda dura, stamps de silicona, bolsas, realmente la creatividad es el limite, un ejemplo:

Horneado

El material endurece con el calor, el proceso de polimerización comienza a los 70°C pero es a los 150 °C donde da los mejores resultados de dureza.

El mejor método sin duda es usar un horno de estufa, en los hornos a gas se coloca la pieza de manera que no toque directamente el piso del horno usando las divisiones del mismo, se evita esto ya que el piso al tener el quemador debajo suele calentarse mucho mas que resto del horno y puede terminar quemando la pieza.

En los hornos eléctricos trataremos de dejar por lo menos 5cm de distancia a las resistencias que generan el calor, por esas distancias que hay que dejar entre el piso o resistencias del horno es mas práctico el uso de hornos de mayor tamaño.

También, salvo que tengamos un horno con medidor digital de temperatura, es recomendable adquirir un termómetro para horno, se coloca en el lugar donde pondremos la figura y pre calentamos hasta obtener la temperatura recomendada (150°C)

El tiempo que permanecerá la figura dependerá del espesor del material, para piezas de hasta 1 cm de grosor 15 min, de 1-3 cm 30min, piezas de mayor tamaño 45-60 min, no suele ser necesario mas tiempo que ese para algún proyecto, tampoco hay problema si nos pasamos de tiempo en alguna pieza pequeña siempre que la temperatura no sobrepase los 150 grados, también es recomendable dejar la figura en el horno hasta que enfríe.

El espesor que se debe tomar en cuenta es el del material y no el de la pieza como tal

E=Espesor

Si nuestra figura necesita algún tipo de soporte podemos unir este a una maceta (de arcilla cocida) para que no tenga problemas al hornearlo.

Una manera de saber si nuestra pieza quedo bien horneada es tomar un bisturí y tratar de sacar una viruta de material, si el material se desborona es que esta sub curado y la pieza sera frágil, esto se puede solucionar volviendo a hornear la figura.

Acabado

Sobre el material se pueden aplicar diferentes tipos de pinturas y barnices, solo hay que evitar aquellos denominados como esmaltes (que se pueden disolver con varsol) y los aerosoles (en su gran mayoría) estos dos tipos pinturas son afines a uno de los componentes del material y hacen que se inhiba el secado de la pintura, quedando siempre tactoso.

Casi ningún aerosol seca adecuadamente en el material, mejor evitarlos

Las pinturas que recomendamos son acrílicos, vinilos, lacas y pinturas nitro, lacas y pinturas de poliuretano, y pinturas y acabados epóxicos (resinas gemelos,si se desea usar otra pintura recomendamos hacer una pequeña prueba en el material.

¡Listo! a disfrutar del resultado